El crecimiento exponencial de Instagram en los últimos años lo ha convertido en una de las plataformas principales a través de las cuales las empresas buscan darse a conocer y aumentar sus ventas, pues Instagram es la vitrina perfecta para una empresa ofrecer sus productos a los usuarios. Sin embargo para impulsar tu negocio en redes sociales no basta solo con decir “cómprenme” y listo, debe existir una estrategia de publicación de contenido ya que los usuarios son cada vez más exigentes y les interesa saber que beneficios les trae tu producto, cómo lo hiciste o quien eres tu como empresa antes de comprarlo. En este post te enseñamos a organizar tu contenido en Instagram con la regla 4/3/2. 

Educar al público con tu contenido, es decir, ofrecer información útil y de valor e interactuar con ellos es lo primero que debes hacer antes de bombardearlos con ofertas sobre tus productos o servicios, para potenciar tu negocio y aumentar tus ventas de manera orgánica debes trabajar en tu engagement.

Conectar con los usuarios y que te conozcan, a ti, a tu marca o a tu empresa es importante para generar confianza y formar un vínculo con el público que te ve, recuerda siempre que le hablas a personas, no a un algoritmo. Es por esto que organizar tu contenido en Instagram con la regla 4/3/2 puede ayudarte a lograr ambas cosas, tanto generar engagement como aumentar tus ventas, a continuación te detallamos de que se trata esta regla:

 

QUÉ ES LA REGLA 4/3/2 EN INSTAGRAM

 

La regla 4/3/2 es una de las tantas formas que existen con la que puedes organizar tu contenido en Instagram y la misma se basa en que tus publicaciones deberían ser de un 80% contenido de valor para los usuarios y un 20% promociones de tus productos o servicios, esta regla distribuye el contenido de la siguiente manera: 

 

  • 4 Publicaciones con contenido de valor

¿Pero a qué se refieren con contenido de valor? pues este tipo de contenido es el que aporta información útil a los usuarios, puede ser respondiendo dudas frecuentes que te lleguen o problemas comunes, puedes compartir por ejemplo algún método para crear tu contenido que uses frecuentemente y te funcione, tus editores de imágenes favoritos, tips para crear insta stories llamativos, etc. Todo esto con referencia al tema que abordes con tu marca o tu negocio, recuerda que siempre debe existir coherencia. 

Este contenido tiene la finalidad de educar e informar a tu comunidad sobre algo que los pueda ayudar a resolver un problema. 

 

  • 3 Publicaciones para conectar con tu audiencia

En estos post puedes compartir experiencias personales, el detrás de cámara sobre la creación de alguno de tus productos, anécdotas divertidas sobre alguna situación de tu día a día que sea común, o cualquier historia con la que las personas se puedan sentir identificadas contigo, puedes compartir incluso memes, la idea es que los usuarios conecten contigo y tu marca. 

Este contenido tiene como finalidad que la audiencia interactúe contigo, que le den me gusta al post, lo comenten, compartan o guarden. Esta interacción genera el tan preciado engagement que tu marca necesita para crecer y vender de manera orgánica.

 

  • 2 Publicaciones para vender

Estos post son para promocionar tus productos o servicios, sean físicos o digitales, lo ideal es que le muestres a tu audiencia los beneficios de cada producto y como pueden ser útiles para ellos, de esta manera les estas dando un “por qué” deberían comprarlo. 

Este contenido tiene como finalidad auto promocionarse y aumentar las ventas. 

 

Como puedes ver, organizar tu contenido en Instagram con la regla 4/3/2 te permite mantener tu perfil activo sin dejar de educar a tu audiencia ni vender tus productos. Ahora que ya te contamos en detalle de que se trata esta regla, pasemos a lo más importante, cómo se aplica: 

 

PASO A PASO PARA ORGANIZAR TU CONTENIDO EN INSTAGRAM CON LA REGLA 4/3/2

 

1. Tener una identidad de marca

 

Este primer paso es esencial para mantener la armonía, coherencia y estética de tu marca. Si no tienes definidos tus elementos gráficos, colores de marca y personalidad de la misma es mucho más difícil plasmar tu contenido en Instagram, recuerda que esta plataforma es muy visual y si tu perfil transmite armonía de diseños y estilo puede ser un factor influyente para captar la atención del público, ya que un perfil estéticamente organizado se ve mucho más profesional. Este es un ejemplo de identidad de marca: 

 

 

Si aún no tienes definida la identidad visual de tu marca lo primero que debes hacer es crear tu moodboard y brand board, en este post te enseñamos cómo hacerlo. 

 

2. Crea la estructura

 

La base sobre la que vamos a distribuir el contenido de nuestro perfil es un cuadro dividido en 9 partes iguales como el que te mostramos a continuación: 

 

 

Si te fijas, este cuadro corresponde a cómo se ven organizadas las publicaciones en tu Instagram, puedes decidir si estas serán tus publicaciones mensuales o semanales, dependiendo de tu estrategia. 

 

3. Identifica cada cuadro según la regla 4/3/2

 

Una vez tengamos creada la estructura debemos identificar los cuadros según el tipo de contenido que llevará cada post, recuerda que deben ser 4 post que aporten contenido de valor, 3 post para conectar y 2 post para vender. Lo más sencillo es identificar cada tipo de post con un color, a continuación te mostramos un ejemplo:

 

 

Si te fijas los post con contenido de valor están identificados con el color dorado, los post para conectar están en beige y los post para vender en negro. Esto es simplemente un ejemplo tu puedes organizarlos como prefieras. 

 

4. Crear el contenido

 

Luego de tener la estructura y los cuadros distribuidos lo que sigue es ¡crear el contenido!. 

Recuerda que debes crear tanto los textos como las imágenes que vas a publicar y ten en cuenta que si bien en una plataforma tan visual como es Instagram crear imágenes atractivas es importante ya que es lo primero que verán los usuarios, una vez que logras captar su atención ¡debes tener contenido de valor que ofrecer! pues de nada te servirá tener imágenes bonitas si la información que transmiten no aportan nada al usuario. 

Así que presta especial atención a tu copywritting, crea textos atractivos y persuasivos que impacten y lleven a tu audiencia a ejecutar la acción que deseas. Siempre puedes dirigirlos a un link en tu biografía para que conozcan más sobre algún producto o servicio.

Así mismo ten en cuenta que lo ideal es que las imágenes que diseñes mantengan la misma línea visual de tu identidad de marca, de esta manera tendrás un perfil organizado, coherente y profesional.

 

Te puede interesar: Cómo crear tus propios diseños con Canva     

 

5. Establece las fechas de publicación 

 

Toma un calendario y empieza a establecer las fechas en las que saldrá cada publicación, toma en cuenta si alguna de esas fechas es feriado internacional para que puedas crear contenido afín o si por ejemplo tienes un cyber monday o black friday en el mes que puedas aprovechar para lanzar ofertas especiales de tus productos.

Una vez que tu cuenta empiece a tener más movimiento, para establecer las fechas de publicación puedes guiarte por tus estadísticas ¿Qué días te ven más?, ¿A qué hora? estos datos pueden ser de gran ayuda. 

Así mismo, existen aplicaciones que pueden ayudarte a saber cómo se vería el contenido ya publicado en tu perfil y a dejar cada post programado para que se publique automáticamente, de esta manera ahorrarás tiempo y esfuerzo. Algunos ejemplos de estas aplicaciones son: Later, Preview y Planoly

 

¡NO TE OLVIDES DE LOS INSTA STORIES!

 

Esta misma estructura de organización del contenido puedes aplicarlo a las historias que publicas, recuerda que a través de ellas también puedes alcanzar una audiencia interesante e incluso está comprobado que muchas personas ven más las historias que los post en el perfil de una cuenta, por lo cual es una herramienta que no deberías olvidar ni dejar de lado. 

Si no las utilizas mucho puedes empezar preparando 3 historias al mes, una con contenido de valor, una para conectar y la última para promocionar tus productos, se trata de probar y ver que resultados obtienes, no sabes si a futuro logras más alcance a través de las historias y te resulta más conveniente enfocar tus esfuerzos en estas. 

Así mismo siempre puedes dejar en historias destacadas algún aspecto que quieras resaltar sobre tu negocio de esta manera los usuarios que ingresen a tu perfil tendrán fácil acceso esa información.

 

En conclusión, organizar tu contenido en Instagram con la regla 4/3/2 te permite trabajar de forma organizada y planificada optimizando el tiempo del que dispones, de esta manera mantener tu perfil actualizado no será un dolor de cabeza.

Así mismo manteniendo un orden podrás crear mejor contenido tanto escrito como visual para generar mayor impacto en tu audiencia cosa que es esencial para potenciar tu marca o negocio sea físico o digital. 

La regla 4/3/2 es una de las muchas formas en las que puedes basarte para organizar tu contenido de Instagram, sin embargo a nosotros nos gusta mucho esta opción porque somos partidarios de que hay que dar, dar, dar para luego recibir, ¿Qué das en este caso a los usuarios? contenido útil y de calidad, esto hará que crezca tu engagement y como consecuencia sea más fácil vender cualquier producto o servicio porque ya los usuarios te conocen y confían en ti.

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *